Juan Carlos Bruzual, chef panadero. Venezuela


La harina que en sacos cerrados, espolvoreada sobre mesones, desperdigada en el piso o ya unida con la levadura y el agua en forma de masa se encuentra en todo espacio de trabajo de un panadero, llevó al poeta Eugenio Montejo a referirse a este espacio como un “taller blanco”.

Enmarcado en lo que podría denominarse una vocación tardía, es con el comienzo del nuevo siglo que Bruzual comienza una vertiginosa carrera que lo lleva a pasantías por las cocinas de algunos emblemáticos restaurantes de Caracas, como Pasha y La Brasserie y bajo la supervisión de los chefs Sumito Estévez, Alonzo Núñez, Hector Romero, George Thiede y Tomás Fernández antes de entregarse a la seductora magia de la levadura.

Su entusiasmo no lo desarrolla solo frente al mesón y los hornos sino también en el campo de la capacitación como director del Instituto Europeo del Pan, la academia de panadería más reconocida de Venezuela, así como en la asesoría de alto nivel a restaurantes y empresas de servicio en el área gastronómica para las que ha diseñado recetas y procesos específicos en la producción de pan.

En el último año, su ya copada agenda se ha complicado aun más con su participación en el grupo Venezuela Gastronómica y su proyecto Comida de soltero, junto con el chef Porfirio “Pocho” Garcés, una innovadora iniciativa que, aparte de los cursos que desarrolla, tiene una activa presencia en Twitter a través de su cuenta @comidadesoltero que se ha convertido en referencia y punto de intercambio de recetas y otras recomendaciones culinarias.

© Copyright SIG 2011 Salón Internacional de Gastronomía - Una producción de Exceso Cocina y Vino